China agrega tierras argentinas a su lista de compras de materias primas

BUENOS AIRES—La inversión china inunda Argentina conforme el gigante asiático expande su cacería global de materias primas usadas en la industria a alimentos para dar de comer a sus 1.300 millones de habitantes.
La inversión de China en Latinoamérica llegó a US$15.600 millones durante el período de 12 meses hasta el final de mayo, casi tres veces más grande que en el mismo lapso del año anterior, informó la consultora Deloitte en un informe. De esa cantidad, Brasil recibió alrededor de 60% y Argentina, cerca de 40%.
Durante los últimos tres años, más de 70% de la inversión de China en la región se destinó a energía y minerales, pero el negocio agropecuario atrae cada vez más atención según el país busca llenar sus platos con lo recabado de suelo extranjero.
China ya compra la mayor parte de las exportaciones de soya de Argentina, su principal cultivo y mayor fuente de ingresos por exportación. La soya se usa principalmente como alimento para ganado en China, donde el consumo de carne sube junto con el ingreso personal. A la vez, la urbanización está contrayendo la cantidad de terreno cultivable disponible en China.
La semana pasada, la mayor compañía agropecuaria de China, Heilongjiang Beidahuang Nongken Group, firmó un acuerdo para una empresa conjunta con Cresud SA, de Argentina, para comprar tierras y cultivar soya.
Cresud es una de las mayores empresas agropecuarias de Argentina con control sobre más de un millón de hectáreas de terreno que produce granos, ganado y leche.
Cresud no respondió a pedidos de comentarios.
El presidente de la junta de Heilongjiang Beidahuang, Sui Fengfu, dijo a Dow Jones Newswires en marzo que la compañía planea comprar 200.000 hectáreas de terreno cultivable en el extranjero este año, y que Latinoamérica es una de las zonas donde tiene la mira puesta. La compañía ya explota dos millones hectáreas fuera de China.
Heilongjiang Beidahuang también gastará US$1.500 millones para alquilar y explotar campos con 300.000 hectáreas en la provincia argentina de Río Negro. En un periodo de cinco a 10 años, la compañía planea cultivar trigo, maíz, soya, frutas, verduras y uvas para la producción de vino para exportar a China.
Los acuerdos con socios locales como Cresud y la provincia de Río Negro parecen dirigidos a evitar una reacción contra la propiedad extranjera de terreno cultivable en Argentina, ya que Heilongjiang Beidahuang no comprará directamente la tierra.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha presentado leyes para limitar las compras de tierras por parte de particulares y compañías extranjeros a 1.000 hectáreas en zonas rurales, una medida que cuenta con apoyo popular después de que una cantidad de extranjeros comprara grandes carteras en años recientes.
La incursión de Heilongjiang Beidahuang en la agricultura se produce inmediatamente después de fuertes inversiones chinas en el sector petrolero de Argentina.
En febrero, Occidental Petroleum Corp. vendió sus activos locales a China Petroleum & Chemical Corp. por US$2.500 millones. El año pasado, Cnooc Ltd., de China, en alianza con Bridas Corp., de Argentina, acordó comprar una participación de 60% en Pan American Energy de BP PLC for US$7.100 millones.
Deloitte proyecta que la inversión china seguirá volcándose a Latinoamérica pero espera una diversificación en el futuro a otros sectores como la producción fabril, la infraestructura y las finanzas.

mercadoarg

Entradas populares