“Debemos formar recursos humanos y conocimiento para producir alimentos”

Lo dijo Mario Bragachini, especialista del INTA Manfredi, durante la presentación del 10º Curso internacional de agricultura de precisión y la 5ª Exposición de máquinas precisas, realizada en el marco de AgroActiva 2011.
Las oportunidades para que la Argentina pase de ser un productor primario a un productor y exportador de agroalimentos para consumo humano directo, mediante el agregado de valor, fueron expuestas durante una conferencia brindada por Mario Bragachini, coordinador del proyecto Agricultura de precisión y máquinas precisas del INTA, durante la muestra AgroActiva 2011.
En ese marco, fue presentado el 10º Curso internacional de agricultura de precisión y la 5ª Exposición de máquinas precisas, que es la más grande del mundo y estará enfocada en cómo aprovechar al máximo las herramientas de precisión para optimizar la productividad y sustentabilidad de los sistemas agrícolas y ganaderos.
La gran muestra reunirá la tecnología desarrollada por el INTA para promover el uso de maquinaria precisa e inteligente para mejorar las prestaciones y regular el manejo de insumos según cada ambiente.
“Nuestro país puede exportar ocho de cada diez unidades producidas y tiene que aprovecharlo”, expresó el técnico, para quien “las instituciones de ciencia y tecnología deben formar recursos humanos y conocimiento para producir alimentos y no materia prima”. El especialista, además, destacó el “rol fundamental” de los gobiernos locales, regionales para planificar, organizar e intervenir en las economías de forma que promueven la agroindustrialización y faciliten la integración vertical de los productores aumentar la competitividad argentina y fortalecer el desarrollo de los territorios.
Bragachini se refirió a las estimaciones de evolución demográfica mundial, que aseguran que en los próximos 50 años la suba en la demanda de alimentos dará a la Argentina la posibilidad de ser un exitoso oferente, en particular, de agroalimentos y maquinaria agrícola.
De hecho, solamente el sector de la maquinaria agrícola argentina genera más de 90.000 puestos de trabajo directos y logró posicionar sus productos como líder mundial, con exportaciones a más de 30 países. “Esto no es una casualidad”, reflexionó Bragachini.
Para el técnico, los hábitos alimenticios están prontos a experimentar cambios sustanciales a escala global. “El mundo va a comer más y comerá más carne, que se hace con proteínas de la soja, el maíz, el sorgo que salen de una hectárea de campo. ¿Y quién tiene la hectárea de campo? Nosotros”, concluyó. En ese sentido, el coordinador señaló que la Argentina es el único país del mundo que cuenta con casi una hectárea cultivable por habitante, una ventaja que exige realizar un análisis prospectivo para diseñar estrategias que permitan abordar las oportunidades del futuro próximo. “Reconvertirnos es un desafío y son ustedes quienes van a hacerlo”, dijo Bragachini, “y nosotros los vamos a acompañar”.

nota original

Entradas populares